Las máquinas llegaron al sector industrial para producir más con menos. Tan sólo en el siglo pasado, en la industria se podía generar 100 productos o artículos (cualesquiera) con 20 hombres y una máquina, hoy en día 5 máquinas producen esos mismos 100 artículos con 2 operadores en menos de la mitad de tiempo.

 

El costo-beneficio siempre es mayor para las empresas y por eso cualquier oficio requiere de maquinaria para realizar su trabajo. Regresemos al tema que nos involucra: los brazos articulados. Ahora imaginemos todo lo que necesitaríamos para concretar un proyecto si no contáramos con dicha unidad.

 

Pensemos en algo tan sencillo como pintar la facha exterior de un edificio de 25 metros de alto. Primero deberíamos tener de 3 a 4 trabajadores y dos escaleras (sólo alcanzan 11 metros de altura en promedio). Debido a que no llegamos es necesario rentar andamios y su colocación, o en su caso, expertos en trabajos en altura con arnés.

 

Los precios de todos esos especialistas incrementan considerablemente el presupuesto del proyecto, en lugar de eso, un brazo articulado es fácil de mover (no es necesario bajarse y recolocar como las escaleras) y tampoco pone en riesgo la vida de trabajadores (como si sucede con los arneses o andamios).

 

Los brazos articulados, como explicamos en el artículo anterior, cumple con todas las medidas de seguridad y movilidad que la industria necesita, de ahí que sea una de las unidades más solicitadas para trabajos en altura. Tú también considera y conoce más beneficios de los brazos articulados.